Bañeras de madera

Bañeras de madera exclusivas en España. Después de cerrar un acuerdo con una empresa oriental especializada en la fabricación de este tipo de bañeras, tenemos el gusto de presentarles esta gama de bañeras.

Para que conozca mejor este tipo de bañeras, trataremos aquí los aspectos mas importantes de las mismas.

  • Este tipo de bañeras de madera son utilizadas desde hace varios siglos en muchos lugares del mundo, siendo precedentes de las fabricadas en hierro fundido. Las que nosotros les ofrecemos  son modelos típicos orientales (china y países limítrofes), y están fabricadas siguiendo lineas tradicionales pero adaptadas al estilo de vida actual.
  • La madera de la que están fabricadas es Cedro rojo del oeste, madera abundante en las áreas de fabricación de estas bañeras.

Ventajas de una bañera de madera

  • Las bañeras de madera son estéticamente agradables, tienen una apariencia rústica, tradicional, son calientes al tacto y admiten un gran volumen de agua.
  • Son mas profundas que las bañeras tradicionales y es posible sumergirse en ellas completamente, teniendo sensación de flotabilidad.
  • El aroma que desprende el cedro al calentarse es dulce.
  • El área de la lámina de agua es menor que otro tipo de bañeras, lo que hace que no pierda tanto el calor acumulado.
  • Combina con otro tipo de piezas de madera que usted tenga en el baño.

Características constructivas

  • Las bañeras de madera se construyen siguiendo una técnica centenaria, utilizando cedro de alta calidad y con gran cuidado y precisión.
  • Al igual que los barriles utilizados para contener líquidos o los barcos de madera, este tipo de piezas están perfectamente adaptadas para el uso que van a tener, por lo que no pierdan agua.
  • Como los barriles o los barcos, al comenzar a usarse, el agua penetra en la madera haciendo que las juntas se expandan ligeramente formando un cuerpo totalmente estanco hacia el exterior.
  • Todas las bañeras llevan un taburete en la parte inferior para sentarse, el cual puede sacarse a través de unas guías en las que está anclado.

Varias vistas de las instalaciones y proceso de fabricación de las bañeras de madera

Colocación de la bañera de madera

  • La bañera de madera requiere de ciertos cuidados debido al material de que está construida. A la hora de colocarla deberá procurar que no sea en un sitio demasiado seco y alejada de fuentes de calor, ya que esto afectaría a la madera secándola.
  • Esta bañera carece de rebosadero, solamente tiene desagüe y requiere una instalación de salida de aguas similar a cualquier tipo de bañera normal.
  • La grifería puede ser colocada de dos maneras:
    • Empotrada en la pared, si la bañera de madera va a ir colocada cerca de alguna
    • Exteriormente a la bañera, mediante unas columnas de alimentación (en el apartado Series de grifería para bañera puede elegir una grifería de estilo clásico para su bañera y otros complementos).
  • Es recomendable usar un taburete para entrar dentro de la bañera con comodidad.

Mantenimiento diario de una bañera de madera

  • Las bañeras de madera son fáciles de mantener a pesar del material de que están construidas, pero necesitan ciertos cuidados específicos.
  • Este tipo de bañeras de madera no se agrietan ni decoloran.
  • Después de cada uso, se debe aclarar la bañera con agua corriente para quitar todos los restos de espuma de jabones y champús. Se puede utilizar una esponja o una toalla. Utilice solamente limpiadores naturales, no detergentes o productos artificiales, y para fregarla no utilice espartos o esponjas abrasivas puesto que dañarían la madera y la secarían.

Mantenimiento regular de una bañera de madera

  • Cada dos o tres meses, dependiendo del uso que se dé a la bañera de madera o si la madera parece seca se debe realizar el siguiente mantenimiento:
    • Aplicar aceite de linaza, aceite mineral o cualquier otro producto indicado para la protección de la madera
    • Una o dos capas serán suficientes
    • Dejar que el aceite penetre en la madera durante unas horas
    • Si es posible, dejar el aceite empapando toda una noche
    • Secar el resto del aceite con una toalla seca o paño